El Ayuntamiento hace un balance positivo de las fiestas a pesar de las reivindicaciones

Aranda | | publicada el 23 septiembre, 2013 a las 1:14 pm

Informa: Soraya Rodriguez

canonazo2013_5812 copiaTerminadas las fiestas patronales, el concejal de Festejos, Daniel Herrero, ha hecho un primer balance positivo de lo acontecido desde el 13 de septiembre hasta ayer. El edil reconoce que el tiempo ha tenido mucho que ver en que las fiestas hayan salido bien y ha destacado la participación masiva de la gente en los distintos actos.Herrero ha manifestado que todos los actos han tenido buena acogida por parte de la ciudadanía y destacado que el respaldo ha sido masivo. Pero, quizá, uno de los actos que más público ha congregado ha sido el homenaje a El Alforjillas. De momento, el Consistorio no se plantea repetirlo, no al menos de manera idéntica, pero sí podría retomarse con otro formato.Con respecto a las peñas y a la participación que este año han tenido en la elaboración del programa festivo, Herrero ha confirmado que de cara a futuras citas se están dando los pasos para crear una comisión de festejos, de la que formarán parte estos colectivos y que se reunirá de manera trimestral. Por último, el concejal cree que ha sido un acierto trasladar las barracas al recinto ferial aunque ha reconocido que habrá que estudiar la manera de que los puestos puedan instalarse junto a las atracciones.Como ven, desde el Ayuntamiento se hace un balance positivo de los festejos 2013, sin embargo, a tenor de ciertos hechos acaecidos durante las fiestas, queda claro que el sentir de buena parte de la ciudadanía es otro. Ya en el acto del cañonazo se escucharon las primeras pitadas,  y algunos insultos fuera de lugar, pero fue en el acto del homenaje cuando el descontento del pueblo quedó patente. Tras el evento en el que, tradicionalmente, las peñas honran a la Reina y Damas, los ciudadanos, peñistas y no peñistas, que se encontraban  bajo el balcón consistorial entonaron una crítica coplilla que hacía alusión al problema con el coso taurino y al hecho de que ciertos concejales hayan elegido las fiestas para disfrutar de sus vacaciones. Como colofón a las reivindicaciones, cientos de voces se unieron para pedir la dimisión de la alcaldesa, Raquel González. En ese momento, ningún miembro salió al balcón para escuchar las críticas pero, según el concejal de Festejos, Daniel Herrero, las puertas del Ayuntamiento están abiertas para atender cualquier solicitud.

 

Etiquetas: , ,