El Gran Maestro

Aranda | | publicada el 7 marzo, 2014 a las 3:21 pm

Informa: Diariodelduero.com

afar guarderia_31024La asociación de enfermos de Alzheimer de la Ribera (A.F.A.R.) y la Guardería Duendes vienen realizando unos talleres conjuntos dentro de lo que denominan el  proyecto “El Gran Maestro”. En mayo del 2012 el Centro de Día de AFAR y la Guardería Duendes iniciaban una experiencia piloto con el fin de facilitar la interacción y  el aprendizaje intergeneracional  y que en conjunto  ha resultado muy positiva. La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad neurológica progresiva de carácter degenerativo que provoca cambios en las capacidades de las personas que lo padecen y que,  poco a poco,  conlleva una pérdida de autonomía y una mayor dependencia. Como sabemos, esta enfermedad provoca que con el  tiempo las personas que la padecen vayan progresivamente perdiendo parte de las capacidades que poseían (memoria, lenguaje, razonamiento, praxias, atención, percepción, etc.….) Sin embargo, van a ser muchas las aportaciones que las personas afectadas pueden hacer, siendo importante que el entorno pongamos el foco de atención en lo que son capaces de hacer,  más que en sus limitaciones.   Este proyectó surgió de observar en experiencias puntuales el  gran poder motivador que tienen los niños  para las personas afectadas por enfermedad de Alzheimer o por cualquier otro tipo de demencia. Por este motivo pensaron en  poner en marcha un proyecto conjunto dirigido a personas en momentos vitales muy diferentes con el fin de que tanto niños como mayores se enriquezcan y nutran de esta experiencia de aprendizaje cooperativo.     La propuesta fue muy bien acogida por la Directora de la Guardería Duendes situada en la calle las Francesas, 7 (muy cerca de las instalaciones del Centro de Día), así como por los padres de los niños,  por los familiares de los usuarios del Centro de Día y por supuesto por los participantes. Con el tiempo, ésta ha pasado de ser una experiencia piloto a formar parte de la programación habitual resultando una experiencia altamente positiva para los mayores, para los niños,  así como a para los adultos que los rodean. Los niños nos están dando la oportunidad de aprender a mirar a las personas que sufren esta enfermedad como Maestros que, aunque a veces lo olviden, nos han enseñado muchas cosas a lo largo de nuestra vida y que, de alguna forma,  tienen aún mucho que aportar y enseñar.   La actividad se realiza mensualmente y para el día fijado tanto los niños como los mayores preparan con ilusión canciones, juegos y dinámicas que comparten durante el encuentro apoyados por los profesionales.

Etiquetas: , , , ,