El lunes comienza a funcionar la planta de transferencia de residuos industriales

Aranda | | publicada el 1 octubre, 2010 a las 8:15 pm

Imagen de previsualización de YouTube

Fotografía: burgos.es

Informa: Alba Saiz

La planta de transferencia de Residuos Industriales no peligrosos de Aranda de Duero quedaba inaugurada esta mañana en las proximidades del Centro de tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos.

El Consorcio Provincial de Residuos ha construido esta instalación que tiene una previsión de recepción de 3.500 toneladas anuales de restantes industriales no peligrosos procedentes de toda la comarca ribereña. La inversión de más de 400.000 euros ha sido asumida íntegramente por esta institución, cuyo gerente, Víctor Escribano, inscribía que con la planta, que entrará en funcionamiento el lunes 4 de octubre, queda cerrado el sistema de residuos industriales no peligrosos mientras que las mancomunidades tienen la potestad de asumir el tratamiento de los peligrosos hasta que se haga cargo el Plan Regional.

La instalación cuenta con un muelle de descarga con carro de traslación de dos posiciones para albergar dos cajones autocompactadores de 27 metros cúbicos de capacidad cada uno. Los residuos son directamente descargados, tras subir la rampa de acceso, en una tolva distribuyéndose a continuación en el contenedor autocompactador.

Una vez ahí, su destino con carácter provisional será el vertedero uniprovincial de Abajas hasta que se construya la Planta de Tratamiento de Residuos Industriales no Peligrosos recientemente adjudicada por la Junta de Castilla y León. En ningún caso se podrá admitir ningún residuo cuya naturaleza sea peligrosa; además, previamente a su admisión, deberá estar correctamente caracterizado con su correspondiente código LER. Los costes de explotación, mantenimiento y amortiguación de las instalaciones corren por parte del Consorcio, mientras que las empresas deberán pagar 55 euros por tonelada depositada.

Fotografía: burgos.es

Se cierra con la inauguración de esta planta la serie de actuaciones medioambientales que, con la colaboración del Ayuntamiento de Aranda, que ha cedido terrenos y una báscula, se han venido realizando por parte de la Junta de Castilla y León y el Consorcio Provincial, que cuenta en estos momentos con un déficit del 30%. Un organismo que depende de la Diputación Provincial de Burgos, cuyo presidente, Vicente Orden, estima necesaria la colaboración entre administraciones y espera la devolución de la recaudación pendiente del Consorcio.

Además de la planta de transferencia de Residuos Industriales no peligrosos de Aranda de Duero, el Consorcio viene colaborando también en la planta de compostaje, la explotación del punto limpio de Aranda de Duero y el mantenimiento posclausura del antiguo vertedero comarcal.

Una colaboración entre instituciones que el alcalde de la villa agradece, recordando la aportación de un camión de Bomberos por parte de la Diputación, cuyo coste asciende a 230.000 euros, gracias a la que se han acercado posturas para la rúbrica del Convenio con el Ayuntamiento de Aranda que deberá aprobar el pleno municipal.

Fotografía: burgos.es

Etiquetas: , , , , , , ,