El Museo del Tren abrirá este fin de semana en horario especial

Aranda | | publicada el 5 octubre, 2012 a las 11:37 pm

Informa: Soraya Rodriguez

Una auténtica joya ferroviaria se encuentra desde hace pocos días se en nuestro museo del tren gracias al empeño de Paco, su director. Se trata de una maquina del año 52 que servía para transportar arcilla y que, a pesar de salirle muchas novias, ha terminado en nuestro municipio y la intención es ponerla en marcha, aunque poco a poco.  Pero no es el único tesoro que alberga el museo  que, por ejemplo, también cuenta con una cabina de AVE que, aunque estaba destinada a un recinto en Barcelona, finalmente ha recalado en Aranda como premio a la buena labor que hacen desde la Asociación de Amigos del Tren y ahora acoge unos maniquíes vestidos con distintos trajes ferroviarios y una biblioteca. A estas alturas de la noticia se pueden imaginar que en un museo como este siempre hay cosas que hacer, lo próximo rehabilitar un vagón de un tren pendular que se libró de terminar en la chatarra. Y es que este rincón es, sin duda, uno de los mejores lugares para perderse en Aranda. Gracias a Paco y a los integrantes de la asociación cada recoveco del museo es digno de ver. Muchas horas, mucho esfuerzo, mucho cariño y mucha ilusión que merecen un premio que esperemos llegue pronto.Maquetas, documentos, faroles y un sinfín de objetos y utensilios conforman una muestra de la que todos deberíamos sentirnos orgullosos, sin embargo, y a pesar de que muchas de esas piezas tienen un valor económico a tener en cuenta, pero la que más aprecia Paco es la figura de un fogonero con su hatillo y su cesta y es que, hijo y hermano de ferroviarios, recuerda todavía lo que fue su infancia entre andenes, vías y trenes. Un sentimiento que se nota en cada uno de los espacios del museo y es que si deciden ir por allí siempre recibirán el mejor de los tratos, la mejor de las explicaciones y lo que es más importante, el cariño de aquel que habla y actúa desde el corazón ya que para Paco el museo significa media vida.Desde aquí, creemos que con todo lo que les hemos contado, no está de más que saquen un par de horas de su tiempo y se pasen por el Museo del Tren , no se arrepentirán.

 

Etiquetas: ,