Juan Cascant presenta en La Ribera la técnica de la microviña

Aranda | | publicada el 9 octubre, 2012 a las 5:30 pm

Informa: Soaya Rodriguez

Fotografía: Iván Saeta

El tamaño a veces si importa, y es que, ahora que estamos en plena época de vendimia y que estamos acostumbrados a preguntar por la cantidad de uva recogida y por saber cuántas hectáreas de viñedo posee ésta o aquella bodega, desde el Levante español, concretamente, desde Alicante, nos llega una propuesta diferente, la que nos hace Juan Cascant que ha explicado en la Ribera del Duero qué eso del proyecto microviña. Según comentó  hace algunos días en un seminario que tuvo lugar en Caleruega, esta iniciativa trabaja con cultivos minifundistas que ponen en valor aquello que tenemos muy cerca  y se preocupa de recuperar variedades autóctonas que no sólo generan riqueza económica sino, también, social, cultural y medioambiental.Según explicó Cascant no siempre hay que tener en cuenta la cantidad sino que, a veces, ha de primar la calidad. En este sentido apuntó a que siempre que el precio sea el adecuado y justo se puede vivir con pocas hectáreas. Durante su intervención,  también apuntó cuáles son los beneficios de este tipo de práctica, entre ellos, figura, por ejemplo, que es más difícil que inclemencias como el pedrisco le afecte.Bajo el sello ético de Microviña se puede trabajar siempre que se certifique que el agricultor ha ganado justamente, que se usen variedades autóctonas, que haya una repercusión en el entorno social  y que el marketing vaya vinculado al lugar donde se practica el minifundio. Según comentó, el experto, la microviña está más allá de Denominaciones de Origen y se puede llevar a cabo en cualquier parte.

 

Etiquetas: , , ,