Miradas de niño con ojos de adulto

Aranda | | publicada el 21 mayo, 2013 a las 2:18 pm

Informa: Soraya Rodriguez

Hubo un tiempo, aunque a los más jóvenes les parezca mentira, en que para divertirse no hacía falta ni Wii, ni Play Station ni Xbox. Tan sólo era necesario tener imaginación, un poco de maña y ganas de pasarlo bien. Muchos de ustedes seguro que han jugado a las tabas, las chapas, la rana o la tuta. Entretenimientos que causaban furor en su época  y, lo mejor de todo, no había que gastarse un euro, mejor dicho, un duro. Bueno quizá algo sí porque, por ejemplo, para jugar a las chapas alguien tenía que beberse la botella. Pero volviendo a lo que nos ocupa, ahora en Aranda es posible hacer un recorrido por esos juegos de la niñez de muchos  y es que, gracias al trabajo que la Asociación Cultural La Tanguilla lleva realizando desde 1996, se ha podido articular una interesante muestra que ustedes podrán ver en la Plaza Mayor número 13. Una exposición que pone de manifiesto cómo los juegos tradicionales sirven para educar pero, también, para crear vínculos intergeneracionales, como recurso turístico y como elemento integrador de culturas.La exposición está abierta para todo el mundo y seguro que para los mayores será un recorrido nostálgico y para los más jóvenes una forma de conocer sus raíces pero también de ver aquello que, probablemente, han escuchado describir a sus padres o abuelos.

Etiquetas: , ,