Para el PSOE lo mejor de las fiestas ha sido el buen tiempo

Aranda | | publicada el 21 septiembre, 2012 a las 4:32 pm

Informa: Soraya Rodriguez

No están para nada de acuerdo los socialistas con la valoración que de las fiestas patronales hizo el concejal de Festejos hace unos días y es que, para el PSOE estos festejos han pasado sin pena ni gloria y serán recordados como los de los pitos y las reivindicaciones.  En primer lugar, según ha comentado el edil Sergio Ortega, las celebraciones, han de servir, además de para divertirse, para fomentar el turismo y lograr que nuestros establecimientos creen empleo esos días y obtengan ganancias. Para Ortega nada de eso se ha cumplido, es más, han sido muchos los arandinos que han viajado durante los días que han durado las fiestas. Así, el concejal ha destacado que los festejos no han sido ni más ni menos que el reflejo del Equipo de Gobierno, un Equipo de Gobierno sin ideas y totalmente dividido. En cuanto al principal problema de estas fiestas, la ausencia de toros, apuntan desde el PSOE a que ni siquiera desde el Ayuntamiento han sido capaces de que el empresario instalase una plaza portátil, además acusan a los responsable municipales de no haber hablado con los colectivos y al edil de Obras de irse de vacaciones cuando tenía que haberse quedado en Aranda para comprobar las repercusiones de sus decisiones en el asunto del coso.Otro hecho que preocupa al PSOE es el hecho de que, a su juicio, el Equipo de Gobierno ha intentado separar a las peñas además de chantajearlas con la retirada de subvenciones, de hecho, cada una ha hecho su propia bajada. A esto hay que sumar que los bomberos consiguieron reunir a miles de personas en torno a sus reivindicaciones y que la alcaldesa fue pitada e increpada en el acto de homenaje a la Reina y las Damas. Con todo, comentan desde el PSOE, lo único que se ha conseguido es dividir a la sociedad arandina.En cuanto al programa, los socialistas los han tildado de descafeinado, la seguridad, insuficiente, con momentos caóticos como los vividos el últimos sábado; los conciertos, algunos de dudoso directo y otros, como los del María Pacheco, con escasa afluencia; menos puestos en el mercado y menos barracas. Para la oposición, lo mejor de las fiestas ha sido el tiempo.