Se estudiará la instalación de desfibriladores en Aranda

Aranda | | publicada el 31 enero, 2011 a las 12:01 am
Imagen de previsualización de YouTube

Informa: Alba Saiz

El Grupo de concejales del Partido Popular en el Ayuntamiento de Aranda volvía a presentar en sesión plenaria de nuevo, dos meses después, la moción orientada a convertir la capital ribereña en una ciudad “cardioprotegida”.

Si en noviembre quedaba sobre la mesa la propuesta del PP que pedía la instalación de desfibriladores en las dependencias deportivas de Aranda, en las zonas con más afluencia de personas en la ciudad y en los distintos barrios, en el pleno de enero fue rechazada con los votos en contra de PSOE, PCAL y NA, mientas que IU-Los Verdes se abstuvieron. El portavoz de estos últimos, Ángel Martínez, planteó una serie de dudas acerca del tipo de aparatos a adquirir, la definición de las personas que los usarían, qué organismo va a preparar sobre su correcta utilización o la responsabilidad de su uso.

Una serie de incertidumbres también presentadas por los ediles No Adscritos que calificaban de “delicada” la decisión, mientras que el grupo municipal socialista hablaba de “falta de concreción” en el asunto, a la vez que se reafirmaban en que sanidad es una competencia de la Junta de Castilla y León, y por lo tanto dicha administración, anotaba su portavoz, es quien debe hacerse cargo de su adquisición y manejo. Un detalle que ya apuntaba el castellanista Sebastián de la Serna en su primera intervención.

Ángel Guerra, portavoz de los “populares”, recordaba que esta iniciativa se ha llevado a cabo en otras ciudades que ya garantizan una respuesta inmediata ante paros cardíacos, gracias a la distribución de desfibriladores en diferentes puntos.

Guerra daba datos sobre el número de personas que anualmente sufren un infarto, un total de 68.500, de las cuales el 30% fallece antes de ser atendidas en un hospital, lo que supone una media de un infarto cada 20 minutos, cuatro veces más de mortalidad que la causada por accidente de tráfico, puntualizaba el popular, que revelaba que 80% de estas muertes por insuficientes cardiovasculares podrán evitarse con una suministración de desfibrilación inmediata.

Puesto que el resto de grupos se mostró de acuerdo con la filosofía de la moción, el alcalde, Luis Briones, anunció que están dispuestos a convocar una comisión de Protección Civil en la que estén presentes responsables de las secciones de Deportes y Acción Social con técnicos que estudiarán este asunto.

Además de esta moción del PP, el trío de ediles No Adscritos presentó otra, en relación a la denominada Ley Sinde, con la que pretendían, según expuso su portavoz, Francisco Martín Hontoria, instar al Senado y al Congreso al estudio de una nueva Ley de la Propiedad Intelectual.

El apoyo del Partido de Castilla y León e Izquierda Unida Los Verdes no bastó para aprobar la moción, puesto que quedó rechazada con los votos en contra del Partido Popular y el Partido Socialista. IU-Los Verdes esgrimió que se trata de una ley que supone un retroceso para los derechos de los usuarios y que no defiende a los autores, sino a las grandes corporaciones, mientras que PCAL la denominó “parche” y se sitúo al lado de los NA al pedir una revisión de la Ley de la Propiedad Intelectual.

Los grupos mayoritarios, PP y PSOE, comenzaron recordando que el plazo de presentación de enmiendas caducó el día 23 de enero, para terminar argumentando que la Ley Sinde recoge más garantías judiciales. De nada sirvió que Hontoria subrayara que el 95% de las páginas webs son susceptibles de estar truncadas por esta Ley y apuntar que incluso la web del Ayuntamiento de Aranda podría ser cerrada por la nueva legislación antidescargas aprobada a nivel nacional por el pacto entre PP, PSOE y CiU.

Etiquetas: , , , , , , , ,