CYL, Cominidad elegida en el XXV Aniversario del Plan Nacional sobre Drogas

Cultura y Sociedad | | publicada el 3 noviembre, 2010 a las 3:00 pm

Informa: Diariodelduero.com

El consejero de Familia e Igualdad de Oportunidades, César Antón, y la consejera de Administración Autonómica, Isabel Alonso, asisten al evento, en el que la Comunidad será la portavoz del conjunto de autonomías para expresar la valoración sobre el Plan Nacional y para ilustrar las actuaciones de las autonomías en la intervención en drogodependencias.

El consejero de Familia e Igualdad de Oportunidades, César Antón, máximo responsable de la política sobre drogas de Castilla y León, y la consejera de Administración Autonómica, Isabel Alonso, en calidad de ex Comisionada Regional para la Droga, asisten hoy en Madrid al acto conmemorativo del XXV Aniversario del Plan Nacional sobre Drogas que se celebra en la sede del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.

Castilla y León ha sido elegida por el Ministerio para expresar la valoración de las comunidades autónomas sobre el Plan Nacional de Drogas y para ilustrar el quehacer autonómico a lo largo de estos años en la intervención en drogodependencias. En la elección de Castilla y León de entre todas las comunidades autónomas para intervenir en este acto se ha tenido en cuenta su dilatada experiencia en coordinación y cooperación institucional, así como su larga y sostenida trayectoria en el desarrollo de una política pública sobre drogas, con avances significativos en algunos campos, que el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad ha querido que tuvieran reflejo en los actos conmemorativos del vigésimo quinto aniversario del Plan Nacional sobre Drogas.

A lo largo de estos 25 años, en la Comunidad Autónoma de Castilla y León se ha promulgado una ley en materia de drogodependencias, modificada en 2007; se han aprobado seis Planes Regionales sobre Drogas, el último en vigor hasta el año 2013, y se han creado líneas estables y bien definidas de coordinación y cooperación con la Administración Local, los agentes sociales y económicos y las entidades privadas sin ánimo de lucro.

Los cinco pilares fundamentales en los que se asienta el Plan Regional sobre Drogas son el consenso, la coordinación entre administraciones, la cooperación con las entidades privadas sin ánimo de lucro, la anticipación a los problemas futuros mediante un seguimiento permanente de la evolución del fenómeno de las drogodependencias en la Comunidad Autónoma y el carácter prioritario de la prevención, con una especial atención a adolescentes y jóvenes y al consumo de bebidas alcohólicas, tabaco, cannabis y cocaína.

Ejemplos de los avances conseguidos en este cuarto de siglo en Castilla y León son la constitución de la Red de Planes sobre Drogas, en la que actualmente coordinan sus actuaciones con la Administración Autonómica 18 ayuntamientos de más de 20.000 habitantes y ocho diputaciones provinciales, y la creación de una completa, diversificada y profesionalizada red de centros de asistencia a drogodependientes de la que forman parte 77 servicios específicos y en la que trabajan 465 profesionales con una dilatada experiencia en el tratamiento de las drogodependencias.

A través de esta red asistencial se atiende con eficacia a un promedio anual de 4.750 drogodependientes en centros ambulatorios, 600 en comunidades terapéuticas, 3.725 pacientes alcohólicos y más de 1.900 fumadores. En materia de prevención, 20.000 alumnos de Educación Primaria y Secundaria, 2.850 padres y madres y 2.800 niños y adolescentes participan cada año en los programas acreditados de prevención escolar, familiar y extraescolar.

Algunas de las medidas adoptadas por el VI Plan Regional sobre Drogas de Castilla y León, aprobado en 2009, son pioneras en España. Este es el caso, por ejemplo, de la creación de las Alianzas Comunitarias contra la Drogadicción, la adopción de un Código de Buenas Prácticas al que se han adherido la inmensa mayoría de los medios de comunicación de la Comunidad Autónoma, la formalización de un convenio de colaboración con las universidades públicas de Castilla y León para desarrollar un política integral sobre drogas en el ámbito universitario, la validación de un programa de competencia familiar para la prevención del consumo de drogas en hijos de toxicómanos en tratamiento o la introducción de la figura del tutor del proceso de inserción social en la red de asistencia al drogodependiente.

La continuidad de esta política pública planificada en materia de drogas durante más de 20 años ha obtenido resultados positivos que resultan alentadores. Por ejemplo, ha conseguido que la proporción de consumidores habituales de alcohol haya descendido hasta los niveles más bajos desde que se empezara a evaluar este indicador en 1989. De igual modo, se ha reducido el porcentaje de consumidores de riesgo y problemáticos de alcohol y las personas que se han embriagado en los últimos seis meses. Asimismo, en dos décadas, la proporción de fumadores habituales en la población general ha descendido un 29% y en la población de estudiantes de 14 a 18 años un 20% desde el año 2002. Por lo que respecta a las drogas ilegales, tras una prolongada fase expansiva, el consumo de cannabis y cocaína ha descendido en los últimos cuatro años, tanto en la población general como en la población de estudiantes de la Comunidad Autónoma.

Sin embargo, hay una serie de problemas que persisten y que exigen no bajar la guardia y mantener las medidas eficaces del Plan Regional sobre Drogas. Así por ejemplo, la aceptación social del consumo de alcohol y tabaco sigue siendo muy alta, las edades de inicio en el consumo de drogas en los adolescentes son muy precoces y las cifras de consumidores habituales de alcohol, tabaco y cannabis son todavía muy elevadas.

Etiquetas: , , , , ,