Una arandina al cargo de la Zona Arqueológica de Pintia

Cultura y Sociedad | | publicada el 3 julio, 2010 a las 8:17 am
Imagen de previsualización de YouTube

Informa: Alba Saiz

En el corazón de la Ribera del Duero, junto a viñedos y bodegas de solera, se oculta la ciudad vacceo-romana de Pintia, entre las localidades vallisoletanas de Padilla y Pesquera de Duero. Una Zona Arqueológica con más de 2.500 años de antigüedad en la que llevan desarrollándose trabajos durante más de una treintena de años en un yacimiento considerado Bien de Interés Cultural desde 1993. Cristina Gorriz, arandina, es una de las responsables de este tesoro del que aún queda mucho por conocer.

Carlos Sanz sembró con su Tesis Doctoral lo que más tarde se convertiría en un proyecto de investigación de la Universidad de la Universidad de Valladolid, llegando a ser reconocido, según algunos arqueólogos apunta Górriz, como uno de los más interesantes de la Península, tan sólo situándose detrás de yacimientos fenicios situados al sur de nuestro país.

Las ayudas para llevar a cabo estos trabajos llegan principalmente de capital privado y de empresas, como bodegas para las que Pintia supone un atractivo más dentro de sus proyectos enoturísticos.  Cristina Górriz ve un filón en esta combinación, ya que en los yacimientos se han encontrado restos de vino del siglo 4 antes de Cristo. Asimismo, reconoce esta arandina que el río Duero ha tenido un peso importante en la Zona Arqueológica de Pintia.

Gorriz derrocha ilusión, entusiasmo y ganas de conocer el pasado de nuestra comarca e invita a visitar Pintia, puesto que durante el verano se puede visitar de miércoles a domingo, realizándose fines de semana culturales con recreaciones históricas, conciertos y meriendas los próximos 17 julio y 14 de agosto.

Etiquetas: , , ,