La expedición Shisha Pangma retorna al campo base sin hacer cumbre

Deportes | | publicada el 5 octubre, 2011 a las 11:45 pm

Informa: Juan Pablo Berdón

No pudo ser. La expedición arandina al Shisha Pangma se ha quedado con muy cerca de ver cumplido su sueño de hacer cumbre en el ocho mil tibetano.
Tras cuatro días de duro trabajo, sufrimiento pero sobre todo de frio, los cuatro montañeros arandinos han preservado su salud a intentar atacar la cumbre del Shisha Pangma ante la dificultad y el débil estado físico en el que se encontraban.
En principio parecía que la climatología les iba a permitir hacer cumbre, pero la realidad ha sido otra. Las fuertes rachas de viento, la nieve, el frio y el gran esfuerzo que han tenido que hacer estos días al tener que cargar con su material han impedido finalmente que los 4 montañeros arandinos  atacaran la cumbre.
Todo un varapalo para la expedición arandina ya que han ido cumpliendo con el planning previsto en un principio.
El sábado realizaron sin problemas la primera etapa llegando y durmiendo en el Campo I.
Al día siguiente consiguieron el objetivo de llegar al Campo II, en un día marcado por la gran cantidad de nieve presente durante el recorrido y por el fuerte viento.
Todo marchaba bien hasta que llegó el lunes. Fue entonces cuando la mala climatología jugó una mala pasada a los arandinos. Un frio incesante y el hecho de ir muy cargados provocó que no pudieran llegar al Campo III teniendo que hacer noche por encima de los 7.000 metros.
Sin apenas descanso, y a las 3 de la madrugada, reanudaron su marcha consiguiendo llegar al Campo III alrededor de las 07:30 en un estado físico muy limitado.
Ante la peligrosidad de poder atacar y teniendo en cuenta la mala climatología los montañeros arandinos decidieron darse la vuelta y no arriesgar su salud.
Quién sí que pudo hacer cumbre, fue la pareja de montañeros murcianos que acompañaron a los arandinos desde el campo base.
A pesar de no haber culminado con éxito su aventura en el Shisha Panga el cuarteto de deportistas han realizado un hito histórico para el montañismo arandino al situarse muy cerca de una cima de un ocho mil en una expedición en la que los propios montañeros se han porteado su material.

 

 

 

Etiquetas: ,