El Artepref naufraga en Cangas en un partido para el olvido

Deportes | | publicada el 7 mayo, 2011 a las 9:35 pm
Imagen de previsualización de YouTube

Fotografía: balonmancangas.com

Cangas del Morrazo (Pontevedra)/(Área 11)

El Artepef Villa de Aranda salió derrotado claramente de O Gatañal, ante un Frigoríficos Morrazo, que se jugaba el saber que posición ocupara de cara a la fase de ascenso, que con casi total seguridad se jugará en Huesca. Los hombres de García Pillo fueron notablemente superiores a su rival, y mostraron todo su potencial ofensivo llegando casi a la cuarentena de goles. Todos los jugadores del Cangas, por supuesto a excepción de sus porteros, fueron quien de perforar la meta defendida por César Sanz.
Desde un principio el cuadro gallego comandó el marcador, ya que en ningún momento del partido, el Villa de Aranda fue quien de ponerse por delante en el electrónico. Solamente en el minuto 7, los pupilos de Iñaki Aniz, lograron igualar el partido (4-4) con un gol Diego Caminio, el mejor jugador del equipo burgalés, en la tarde de ayer. A partir de ahí y paulatinamente el Frigoríficos Morrazo, iba abriendo brecha en el marcador, ampliando su ventaja conforme pasaban los minutos. Karleusa con dos tantos consecutivos, situaba a su equipo tres arriba sólo un minuto después de que Camino equilibrara el marcador (7-4). Cada vez que los gallegos apretaban o subían un poco el ritmo, los visitantes se veían impotentes en su faceta defensiva. Los locales hacían eran capaces de marcar de todas las maneras. En parado o como más le gusta al conjunto de García Pillo, a la contra. El Cangas era un vendaval que arrasaba con su rival, el montenegrino Lasica, ponía un claro (13-17) cercano el minuto 20, lo que obligó al técnico visitante, Iñaki Aniz, a pedir un tiempo muerto, para intentar frenar la que se les venía encima. Tras el tiempo muerto el Villa de Aranda, intentó frenar a su contrincante con una mixta sobre el director de juego cangués, David García, con una mixta sobre él y sobre Adrián Rosales. Los encargados del marcaje serían Cristian Postigo y Javier Barba, pero la defensa sobre los jugadores cangueses no surgió el efecto deseado. Aun así, los castellano-leoneses tendrían un amago de reacción, aprovechando las exclusiones del Frigoríficos Morrazo. Los de Cangas, sufrieron gran cantidad de exclusiones por ninguna de su rival. De ese ligera ventaja numérica llegaba una tímida reacción del Villa de Aranda, gracias en parte a la inspiración en esos minutos del jugador Tomas Kraucevicius, colocando a su equipo con un esperanzador (16-13) a falta de cinco minutos para llegarse al descanso. García Pillo decidió pedir un tiempo muerto para frenar el amago de reacción visitante. Y bien que lo consiguió, ya que el cuadro azulón volvía a despegarse en el electrónico, enfilando el túnel de vestuarios con una clara ventaja de seis tantos (21-15).
En el arranque del segundo acto continuaba la clara superioridad del Cangas y su ventaja seguía aumentando , llegándose al minuto 39, a la máxima diferencia hasta el momento (25-18). Dos exclusiones casi consecutivas del Frigoríficos Morrazo, que afrontó casi dos minutos con dos hombres menos, hizo que de nuevo el Villa de Aranda se acercara algo (25-20). A pesar de la clara diferencia entre uno y otro equipo, los burgaleses nunca bajaron los brazos e intentaron seguir el partido con la mayor profesionalidad posible, manteniendo una imagen aceptable a pesar, claro, de la contundente superioridad de su rival. Si el Villa de Aranda no bajaba los brazos ni se desmoralizaba, el Cangas, se sentía muy a gusto y continuaba circulando el balón con velocidad y fluidez, jugando probablemente uno de sus mejores partidos de la temporada. A falta aún de casi veinte minutos para la conclusión, los cangueses ya superaban la treintena de goles (31-24), minuto 51 de encuentro. Y la cifra pudo ser más abultada de no ser por la cantidad de veces que el Frigoríficos Morrazo se encontró con la madera. Faltando cinco minutos, Ugalde, el único jugador local, que quedaba por estrenare en la faceta goleadora, colocaba la máxima diferencia hasta el momento del partido (35-25).
Al final victoria clara y contundente del Frigoríficos Morrazo, que repartió minutos entre todos sus jugadores, con las miras puestas en la fase de ascenso, ante un rival que nada se jugaba en Cangas, pero a pesar de ello quiso unirse al partido de despedida de esta temporada de los locales, dando la cara en todo momento a pesar del abultadísimo marcador. El encuentro concluyó con la máxima diferencia de todo el envite (39-26).

Frigoríficos del Morrazo Cangas: Kevin García, Lasiça (7,2p), Serafín (9), Eijo (2), Doder (3), Karleusa (4) y Pablo Sánchez (4) –siete inicial- Santana (ps), David García (4), Suso Soliño (2p), Adrián Rosales (1) y Ugalde (2).

Artepref Villa de Aranda: César Sanz, Postigo (1), Feuchtman, Diego Camino (9,2p), Kraucevicius (7), Julián Rasero (3) y Javier Barba (4,2p) –siete inicial- Llopis (2) y Roberto Turrado.

PARCIALES: 4-3, 8-5, 10-7, 14-8, 17-13, 21-15 –descanso- 22-17, 25-20, 28-21, 30-23, 34-24 y 39-26.

ÁRBITROS: Francisco José Gallardo Cabello y Sergio Francisco Gallardo Cabello (Andalucía). Excluyeron por parte local a Eijo y Doder (2), Pousada, Karleusa y Adrián Rosales.

PABELLÓN: O Gatañal unos 600 espectadores.

Etiquetas: , ,