El Villa de Aranda se queda sin premio en su visita a Barcelona

Deportes | | publicada el 9 octubre, 2011 a las 10:01 am
Imagen de previsualización de YouTube

Fotografía: Jorge Vázquez

Informa: Área 11

No pudo ser, el Villa de Aranda visitaba ayer el filial azulgrana en busca de una victoria que no llegó. La velocidad y habilidad táctica de los locales consiguió finalmente imponerse a la mayor experiencia y cualidad física de los burgaleses, que pese a que lo intentaron casi todo fueron siempre por detrás en el marcador. Ni siquiera echando mano del juego de contacto, y rayando la legalidad, consiguió el Villa de Aranda frenar el juego ofensivo de un Barcelona que solo sufrió en los primeros compases del encuentro y en la recta final de la primera parte cuando, debido a errores propios, dieron vida a los burgaleses, que conseguían irse al descanso con un ajustado 15-14. Pero fue solo un espejismo, a la que los jóvenes locales se centraron de nuevo las opciones visitantes volvieron a esfumarse.

El encuentro comenzó bien para el Villa de Aranda, que se encontró a un Barcelona algo frío y descentrado. Sin embargo, y a pesar de ello, no consiguieron los burgaleses despegarse en el marcador (3-3, minuto 5), lejos de ello pronto vieron como el Barça asumía el mando del encuentro y comenzaba a correr. Imprimiendo mucha velocidad a su juego y con la inestimable ayuda del goleador Ariño, los catalanes no tardaron en ponerse por delante en el electrónico. El Villa de Aranda intentaba frenar al rival con una sólida defensa y buscando el contragolpe, pero la táctica no funcionaba. El Barcelona conseguía una y otra vez encontrar el hueco en la defensa para penetrar y marcar y el Villa de Aranda decidió intentar crear juego para contrarrestar el poder ofensivo de los locales, pero tampoco así consiguieron neutralizar la ventaja de un Barcelona que siempre iba dos o tres goles por delante en el marcador. La calidad técnica del Barça se imponía a la mayor fortaleza física del Villa de Aranda que comenzó a emplearse a fondo con un juego que rayaba la legalidad. Y fue así como finalmente los burgaleses parecían meterse de lleno en el encuentro ante un Barcelona al que su juventud pasó factura. Los locales comenzaron a ponerse nerviosos y a perder balones en el centro de la cancha, lo que dio vida a un Villa de Aranda que, con un parcial de 3-5 en los últimos diez minutos de la primera parte conseguía irse al descanso con solo un gol de desventaja (15-14).
El inicio de la segunda parte fue igual de prometedor para un Villa de Aranda que saltó a la pista con el mismo ímpetu con el que había finalizado la primera mitad. Pero los locales no estaban dispuestos a cometer los mismos errores. El Barcelona no se dejó arrastrar por la dinámica negativa y, sin cometer errores e imprimiendo mucha velocidad a su juego, pronto volvió a hacerse con el control del encuentro y a recuperar una renta de tres goles (19-16, minuto 35). EL Villa de Aranda, mientras, intentaba minimizar sus males con una fuerte defensa. Pero justo cuando peor lo estaban pasando los burgaleses, tres exclusiones casi consecutivas en las filas locales dieron de nuevo alas a los visitantes, que supieron aprovechar a la perfección las circunstancias para lanzarse al ataque. Y así, sin prisa pero sin pausa y sin cometer ningún fallo, los burgaleses no solo consiguieron igualar el choque si no que se pusieron, por primera vez en todo el encuentro, por delante en el marcador en menos de cinco minutos (20-21).
Los locales volvieron a ponerse nerviosos, pero una vez todos sus hombres volvieron a estar en pista consiguieron leer bien el encuentro, ralentizaron el juego y descolocaron de nuevo al Villa de Aranda en unos minutos en los que los porteros se convirtieron en los verdaderos protagonistas, con el balón yendo de un área a otra. Sin embargo, en esa lucha de guardametas fue el cancerbero local, Corrales, el que consiguió brillar con mas luz al detener el balón en dos jugadas consecutivas. Por contra, el Barcelona no falló sus ataques que permitieron a los locales situarse de nuevo con 3 goles arriba (25-22), y consiguiendo ampliar su ventaja a los cuatro goles (28-24, minuto 50).
Parecía que el Barcelona había roto definitivamente el encuentro, pero el Villa de Aranda no se vino abajo y volvió a tirar de casta para anotar un parcial de 0-3 que ´significaba el 28-27 a falta de solo cinco minutos para la conclusión del choque. Pero tampoco el Barcelona estaba dispuesto a tirar la toalla y decidió irse descaradamente al ataque ante un Villa de Aranda que acusó el esfuerzo y vio como los locales conseguían finalmente hacerse con la victoria en un final de partido trepidante.

FICHA TÉCNICA:

F.C. Barcelona: Corrales, Khaled (1), Ariño (7), Marc García Diéguez (4), David Balaguer (5), Molina (6), Figueras (7). También jugaron: Saéz, Montoliu, Miralles, Medina, Amigó, Montoya (3)

BM. Villa de Aranda: Miranda, Bozalongo (11), Diego Camino (4), Iker Antonio (2), Ferro (4), Juli (1), Javito (3). También jugaron: Llopis (2), Ros, Garza (1), Tito (2).

PARCIALES: 3-3; 7-5; 10-8; 12-9; 13-11; 15-14 (descanso); 19.16; 20-19; 22.22; 28-24; 28.27; 33-30

ÁRBITROS: Lanusa Alonso y Sáez López (colegio valenciano)
Exclusiones: Medina, Diéguez, Molina, Miralles; Garza, Rasero, Cerro, Llopis, Marcos, Ros.

PABELLÓN: Ciudad DeportivaJoan Gamper. 100 ESPECTADORES

 

Etiquetas: , ,