El Gerardo de la Calle por fin es profeta en su tierra

Deportes | | publicada el 19 mayo, 2011 a las 12:58 pm

Óscar Santamaría se hizo con el triunfo en Aranda

Informa: C.C. Arandino
Cuatro ediciones del Trofeo Gerardo de la Calle han sido necesarias para ver en lo más alto del podio a un corredor de casa.

La carrera de juveniles que organiza el Club Ciclista Arandino es puntuable para el Trofeo Castilla y León y, desde hace dos años, también para el ranking nacional. Y es por esto último que el domingo hubiera una participación de altísimo nivel, destacando la presencia de la selección de Bizkaia, y los equipos Huesca la Magia, Aranako (Vitoria), Lavín y Piélagos (Cantabria). A ellos se sumaron todos los castellanos leoneses y los equipos madrileños, habituales ya del calendario regional. En total, 19 equipos y 127 corredores.

Los locales suelen plantear en esta carrera una estrategia de control del pelotón hasta la llegada al puerto (Montejo de la Vega). Pero en esta ocasión había demasiados “gallos” que no querían jugar con las reglas del Gerardo. Así empezaron las primeras escaramuzas desde Fuentespina a Fuentelcésped, y fue a la salida de esta localidad donde se formó un cuarteto (Óscar Santamaría, Miguel Ángel Benito, Marcos Greciano y Marcos Cuesta) que llegaría a pie de puerto con 20 segundos de ventaja. El pelotón, que generalmente no se rompe hasta que llegan las primeras rampas, se vio envuelto en una multitudinaria caída que desgajó el grupo mucho antes de Montejo.

En la subida a Villaverde, Greciano y Cuesta cedían, dejando solos en cabeza a Santamaría y Benito. El corredor burgalés del Gerardo coronaba en primera posición este puerto, mientras eran perseguidos por un reguero de corredores que no se agruparon y comenzaron un contraataque serio hasta muchos kilómetros después de bajar el puerto.

En el primero de estos grupos rodaba Ramón Álvaro del Gerardo de la Calle, que defendía en su tierra el maillot de líder provisional del Trofeo Castilla y León. Un inoportuno pinchazo le hizo perder su cómodo puesto entre los perseguidores, y le obligó a darlo todo para volver a cazarles. Cuando fue alcanzado por el resto de sus compañeros, la carrera discurría con Santamaría y Benito en cabeza, seguidos por un grupo comandado por los madrileños del Navalcarnero.
El Gerardo al completo se organizó para tirar de un segundo grupo, con dos objetivos claros: alcanzar y frenar a los madrileños para proteger la escapada y volver a colocar a Álvaro en los primeros puestos para la defensa del liderato.

Aunque los del Navalcarnero fueron muy duros de pelar, la exhibición de Santamaría y Benito fue impresionante. En varias ocasiones estuvieron a pocos segundos de ser neutralizados, pero no tirar nunca la toalla tuvo su recompensa tras rodar escapados durante casi la totalidad de la carrera.
A pocos kilómetros de llegar a Aranda, gracias al trabajo de Rubén Rodríguez, Miguel Medina y Raúl Martínez (Gerardo de la Calle), los dos pelotones se unían, y la victoria se servía en bandeja para uno de los dos escapados. Y fue Santamaría quien se llevó el gato al agua. Una vez más. Y ya son tres esta temporada. Además consiguió el trofeo de la montaña, mientras que su valiente compañero de fuga se adjudicó el de las metas volantes y gracias a los puntos obtenidos con el 2º puesto, arrebató a Ramón Álvaro el liderato del trofeo regional. Fue la única nota discordante en el recital del conjunto arandino, que también logró la victoria por equipos.

Etiquetas: , , , , ,