A un paso de la victoria en Mendizorroza

Deportes | | publicada el 18 septiembre, 2011 a las 7:04 pm

Imagen de previsualización de YouTube

Fotografía: elcorreo.com

Informa: Juan Pablo Berdón

Hacer cumplir los sueños en realidad es algo a lo que nos está acostumbrando la Arandina o mejor dicho casi. Y decimos casi porque ante al Alavés pensar en la victoria en el histórico Mendizorroza era todo una utopía, un deseo que el equipo blanquiazul se quedó muy cerca de hacer realidad esta tarde al empatar a uno ante el Alavés.

La verdad es que la Arandina tuvo la suerte de cara y tras aguantar el aguacero local del primer tiempo logró llegar al descanso con empate a cero en el marcador. Unos primeros 45 minutos en donde Alex y la defensa frenaron las continuas acometidas del Alavés, y es que los locales disfrutaron de hasta 13 saques de esquina a su favor.
En la segunda mitad, mejoró la Arandina, aunque el dominio continuó siendo del Deportivo Alavés. Joaqui alrededor de la media hora, y en el primer disparo entre los tres palos de la Arandina de todo el partido, adelantaba a los ribereños con un tremendo testarazo desde 30 metros que sorprendía la portero del Alavés.
Con el 0-1 el Deportivo Alavés se volcó al ataque, ante una Arandina que se defendió como gato panza arriba y a punto estuvo de llevarse los tres puntos de Mendizorroza, hasta que llegó el gol del empate. En el tiempo añadido, en concreto en el minuto 93, Sendoa superaba a Alex.
Un tanto que rompía, eso sí a medias, el sueño de conseguir la victoria en un campo histórico como Mendizorroza. Y decimos a medias porque la Arandina sumó un punto en un Estadio que a buen seguro será inexpugnable según  vaya transcurriendo la temporada.

CRÓNICA DEL ENCUENTRO

(Área 11)

La Arandina saltó muy valiente al césped de Mendizorroza, con un 4-4-2 y con dos líneas muy juntas y solidarias. La intención era clara, dejar pasar los minutos iniciales, donde se esperaba un Deportivo Alavés desbocado y lleno de confianza tras su victoria contra el Eibar. Posteriormente, el equipo castellano, tras contener la fase nerviosa local, esperaba tener el control del partido. El guión se dio tal y como se esperaba, ya que pronto los albiazules saltaron con el afán de adelantarse  lo antes posible en el marcador. Como consecuencia de ese dominio dispusieron de varias ocasiones. La mayoría nunca claras, salvo la del minuto 22, cuando en una triangulación entre Casares e lndiano fue salvado ´in extremis´ por la zaga castellana. En el 28 fue Jito el que remató otro pase de Casares, pero Álex se interpuso y mandó con dificultades a córner. Para entonces el delantero centro local, Azkorra, había pedido el cambio por lesión y la Arandina con ello parecía coger un oxígeno que escaseaba por el ritmo impuesto por el Deportivo Alavés.
Por su parte, los de Zapatera aprovecharon cualquier excusa para estirarse con el balón en los pies y mostraron un gran criterio a la hora de acercarse a la meta defendida por Grangel. SI alguien en la grada local esperaba una goleada, para el minuto treinta desistió de dicha idea ante el orden de una Arandina recién ascendida pero que pareció llevar toda la vida en la categoría, a pesar de no disponer de mucho balón. Contrastó el planteamiento local un tanto conservador con un solo punta, con el visitante que juntaba siempre dos arriba y un descaro en las contras que hacían presagiar un gol en cualquier momento.

La segunda mitad, el Arandina volvió a poner el guión inicial. Esto era orden defensivo y despliegue local a la hora de salir a la contra. El criterio era claro de toque de balón cuando su rival le dejaba. El Deportivo Alavés prescindió de un tocador en la medular para colocar un extremo con la salida de Asier Salcedo, sin embargo, nunca quitó los temores excesivos en defensa, manteniendo a Lázaro por delante de la misma. La Arandina agradecía el gesto y con su sistema de acordeón, muy cerrados sin balón y abiertos con él, dio muestras de una seriedad y una madurez inesperada. Los albiazules lo fiaron todo a la jugada salvadora de su jugador más determinante, Sendoa Aguirre, y comenzó a llevar algo de peligro a balón parado. No obstante, los ayer amarillos defendían ordenadísimos y en el minuto 73 vieron recompensado su esfuerzo con un tremendo golazo de Joaqui, que enganchó una volea desde 25 metros ante lo que nada pudo hacer el meta Grangel. La Arandina veía así recompensado su esfuerzo y ambición en contraste con las excesivas precauciones locales. Tras el gol, De la Fuente quitó a su pivote más defensivo para poner a dos delanteros arriba, la maniobra se antojaba tardía para la parroquia local pero temprana para el entrenador visitante. Los de Zapatera seguían demostrando un oficio fuera de lo normal, pero los albiazules comenzaron a disponer de ocasiones claras de cara al gol. Tanto Jito como Geni, muy desacostumbrados últimamente al remate, fallaron una tras otra hasta que apareció al rescate del equipo, como siempre, Sendoa Aguirre, para con su gol en el descuento salvar los muebles ante un recién ascendido que dio una imagen muy digna en Mendizorroza.

FICHA TÉCNICA:
Deportivo Alavés: Grangel; Fachá, Aridane, Prieto, Dani López; Lázaro (Geni, 74´); Casares, Indiano, Javi Rubio (Salcedo, 56´), Sendoa; Azkorra (Jito, 27´). bq: Álex (p)., Luisma.1;1,3, 1, 1, 0 0(), 0 , 0, 0 (0), 2,0

Arandina CF.: Álex; Dela, Carmelo, Gabi, Coke (Cabezas, 67´); Joaqui, Landáburu (Adri, 59´), David Marcos, José Ángel; Vergara, Pacheta (Ayrton, 85´). bq: Diego, Miguel Ángel (p)1, 2, 3, 3, 2(2), 3, 1(0), 2, 2, 3, 2(-)

GOLES: 0-1 (73´): Joaqui. 1-1 (93´): Sendoa.

ÁRBITRO: Fuente Martín (Colegio cántabro). Tarjetas amarillas a Aridane, Javi Rubio; José Ángel, Coke, Gabi.

CAMPO: Mendizorroza, 6.200 Espectadores.

JOSÉ ZAPATERA
José Zapatera empezó diciendo que “hemos tenido mucha suerte aunque al final también mala por el gol encajado en el descuento”. Y continuó alavando a su rival diciendo que “el Deportivo Alavés ha sido hoy un vendaval. Hemos hecho lo que hemos podido”. En su análisis del partido, Zapatera dijo que “con el gol a favor el partido se nos ha puesto de cara, pero el Deportivo Alavés ha sacado toda la artillería y nos lo ha puesto difícil”, por lo que reconoció que “No me quejo por el punto”, y lo explicó diciendo que “hoy igual no hemos merecido ninguno y a punto hemos estado incluso de llevarnos los tres. Y ellos con la infinidad de ocasiones casi lo pierden”. “Como entrenador lo he pasado mal”, reconoció, y continuó añadiendo que “hemos intentado recuperar balones, pero o no nos han dejado o no hemos podido o no hemos sabido” y reconoció que “el Deportivo Alavés ha sido mejor indiscutiblemente. Mucho mejor. Hubiera sido injusto llevarnos los tres puntos”.


Etiquetas: ,