La reacción llegó tarde

Deportes | | publicada el 30 octubre, 2011 a las 10:17 am
Imagen de previsualización de YouTube
Foto: Ángel Rodríguez

 

El Villa de Aranda reaccionó muy tarde ante Toledo. El cuadro ribereño cayó por 28-29 ante Toledo tras ir perdiendo por hasta 8 goles mediada la segunda mitad.
La verdad es que el partido tuvo de todo, aunque los errores del cuadro local en ataque, unido al buen trabajo de la defensa del Toledo y la labor de sus dos porteros, hizo que el encuentro se decantara del lado visitante.

El partido comenzó muy bien para los locales. Un parcial de 3-1 cuando apenas se habían cumplido 4 minutos de juego hacía prever un partido similar a los disputados por el Villa de Aranda en casa. Pero este inicio fue un espejismo de la realidad. El Toledo armó su defensa y consiguiendo que el Villa de Aranda se atascara durante más de 13 minutos en ataque, algo que por cierto no fue aprovechado por el Toledo Balonmano para marcharse en el electrónico.
Tras romper esa sequía goleadora la falta de fluidez y la precipitación continuaron siendo la señas de identidad de un desconocido Villa de Aranda.

Toledo poco a poco entonces comenzó a marcharse en el marcador. Javi Jiménez Reina y Djukic no paraban de marcar goles ante una defensa del Villa de Aranda que no conseguía frenar a esta pareja. Ni el cambio en la portería en las filas locales consiguió detener a un Toledo que finalizó el primer tiempo lanzado. Con 8-13 se llegaba a una primera mitad atípica para el Villa de Aranda y sensacional para el Toledo en defensa.
La tónica continúo en la misma línea en la segunda mitad. Aunque ahora los goles iban a llegar en mayor número para los dos escuadras.
El Villa de Aranda varió su defensa y con una 3-3 intentó acercarse a Toledo sin lograr su propósito ya que mediada la segunda mitad el Toledo ponía la máxima renta del encuentro con una ventaja de 8 goles. 14-22 reflejaba el electrónico del Pabellón Príncipe de Asturias cuando se llegaba al minuto 46.

A pesar de esa desventaja fue entonces cuando el Villa de Aranda tiró de casta y pundonor ante un Toledo que comenzaba a flaquear en el tono físico. Tanto fue así que poco a poco los locales se fueron acercando en el marcador ante la desesperación de Julián Ruiz que a falta de 4 minutos para el final y con 23-27 solicitaba un tiempo muerto para calmar los nervios de sus jugadores y sobre todo buscar un poco de oxígeno. Algo que de poco le sirvió a Ruiz, su equipo continuó agazapado y con una ansiedad que se apoderó de todos sus jugadores. Mientras tanto el Villa de Aranda veía posible la remontada. El Toledo muy nervioso comenzaba a perder jugadores, quedándose con 3 efectivos de campo en los últimos segundos tras las exclusiones de Maki, Djukic y Drange, éste último veía la roja directa en el minuto 58 tras realizar un feo gesto a la grada. Con todo esto se llegaron a unos últimos segundos en donde la incertidumbre del resultado hizo soñar con una remontada épica para el Villa de Aranda que al final se quedó con la miel en los labios.

Al final 28-29 un victoria justa para Toledo que a punto estuvo de quedarse en ridículo gracias a la intensidad mostrada por el Villa de Aranda en los últimos diez minutos del partido.

FICHA TÉCNICA:
VILLA DE ARANDA: Cesar, Garza, Diego Camino (7, 4p), Maxi (5), Alberto Camino (1), Ros, Javito (8).- equipo inicial.- Alexis, Juli, Bozalongo (3), Llopis (1), Iker Antonio y Amérigo (ps).
TOLEDO BM: Jorge García, Drange, Kike Plaza (6), José Mª González (3), Barbon (1), Sever (3) y Reina (7).-equipo inicial.- Ciobanu (Ps), Javi Muñoz, Vidal (2), Fuentes y Djukic (6).
PARCIALES: 3-1, 3-4, 3-6, 4-7, 5-9, 8-13 (descanso). 10-14, 13-18, 14-21, 16-23, 21-27, 28-29 (final).
ÁRBITROS: Pascual Sánchez y Luque Cabrejas (Colegio catalán). Excluidos Bozalongo, Alberto Camino y Ros; Jorge García, Maki, Javi Muñoz, Djukic, Sever (2), Reina y Drange. Roja directa a Drange en el 58’ por hacer un gesto a la grada.
INCIDENCIAS: Pabellón Príncipe de Asturias alrededor de 1200 espectadores.

Etiquetas: , ,