Buen juego, mal resultado

Deportes | | publicada el 4 enero, 2010 a las 9:11 pm
Imagen de previsualización de YouTube

Carlos RiveroInforma: Juan Pablo Berdón

La Arandina no pudo comenzar con buen pie el 2010, al empatar a cero en casa ante el Aguilar. Los ribereños fueron los merecedores de la victoria pero se toparon con el portero del Aguilar, el argentino Fittipaldi, que gracias a sus intervenciones se iba a convertir en el mejor jugador del encuentro.

Carlos Rivero, volvió a contar con sus jugadores más creativos desde el inicio, y eso lo notó el equipo ribereño, que jugó su mejor partido como local de la temporada pero sin tener demasiada fortuna de cara al gol. Adri tras una perfecta asistencia de Herrero, se encontraba por primera vez con FittiPaldi, estrellando el esférico en el larguero tras una grandiosa intervención del portero del Aguilar.
 
La Arandina se gustó en el primer tiempo, consiguiendo llegar una y otra vez al área contraria, pero sin conseguir abrir el cerrojo de los palentinos. El recital de Fitti Paldi en el primer tiempo fue impresionante, desbaratando hasta cuatro ocasiones claras de gol de los ribereños. En la segunda mitad, la tónica del encuentro no varió, aunque la Arandina notó el empeoramiento del terreno de juego, lo que redujo las llegadas claras al área rival.
Xabi con un remate de cabeza pudo adelantar a la Arandina, pero de nuevo se iba a topar con Fittipaldi.
 
El portero argentino del Aguilar solo tuvo un error durante todo el partido que a punto estuvo de aprovecharlo la Arandina con un remate de Adri que se estrellaba en la defensa.
En el tramo final del partido la Arandina adelantó sus líneas, pero sin llegar a encontrar el tan ansiado premio del gol y de la victoria, ante un Aguilar que no pasó apuros en los últimos minutos. Un resultado que deja un sabor agridulce a la Arandina, ya que pese a jugar su mejor partido de la temporada en casa, no pudo conseguir la victoria, reduciendo su diferencia con sus perseguidores.
 
También se mostró muy crítico Gustavo. El delantero abulense de la Arandina se marchaba molesto con el resultado cosechado al sumar el segundo empate consecutivo en casa ante un rival inferior, tras haber desaprovechado varias ocasiones claras de gol.