Morir con Honor

Deportes | | publicada el 28 mayo, 2012 a las 2:45 pm

Informa: Juan Pablo Berdon

Fotografía: Iván Saeta

Ésta quizás sea una de las crónicas más tristes de contar. Estar muy cerca de la gloria y quedarte sin premio, es una sensación que deja abatido a un deportista y a un aficionado cuando ve a su equipo que lo ha dado todo quedándose a las puertas de conseguir un ascenso a la élite.Lo ocurrido este fin de semana en Cangas durante la fase de ascenso a la liga ASOBAL quedará como un recuerdo imborrable para la familia del balonmano. Se cayó en la gran final por 27-25 ante el equipo local, pero se hizo muriendo con honor, como lo hacen los grandes batalladores.Lo cierto es que el Villa de Aranda fue de menos a más, con el espejismo de los tres primeros minutos en donde los gladiadores de Juan Moreno se pusieron por delante en el marcador.Después los nervios y la inexperiencia de los ribereños se volvió en su contra ante un Cangas que se iba a aprovechar de la debilidad de su rival para ponerse siete arriba.Fue entonces cuando el Villa de Aranda comenzó a despertar. Dejó de lado la presión y a mostrar la identidad que ha ofrecido a lo largo de la temporada. Comenzó a robar muchos balones, a finalizar contraataques y a volver a desesperar al Cangas, consiguiendo llegar al descanso con 17-14 en el luminoso.La mejoría del Villa de Aranda continuó durante la segunda mitad. Los gladiadores iban a remontar hasta ponerse uno arriba tras un gol de Alexis.Se abría entonces un nuevo capítulo en la final. A partir de ese momento las defensas se iban a imponer a los ataques y el toma y daca en el marcador iba a ser la nota predominante.La igualdad se mantuvo hasta los últimos minutos con un final que se iba a decantar del lado de los locales gracias a las intervenciones Javi Santana. El portero de Cangas fue determinante en las últimas acciones ayudando a conseguir a su equipo, un nuevo ascenso a la ASOBAL.El rostro de tristeza contagió a jugadores y aficionados del Villa de Aranda al escuchar el pitido inicial. El ascenso se había rozado con los dedos pero ahora toca pensar en levantarse y en luchar por la supervivencia de un deporte tan apasionante como el balonmano.

 

 

 

 

Etiquetas: , ,