Una situación delicada

Deportes | | publicada el 16 enero, 2012 a las 1:22 pm
Imagen de previsualización de YouTube

Informa: Juan Pablo Berdón

Fotografía: David Gómez

La Arandina volvió a acusar su falta de acierto en casa ante la Gimnástica Torrelavega.
El choque se decantó del lado cántabro gracias a un gol de falta directa de Aarón a dos minutos del final, cuando parecía que el encuentro iba a finalizar en empate a cero. El partido fue un reflejo del estado en el que se encuentra la Arandina en estos momentos. Son ya 6 encuentros sin conseguir marcar en El Montecillo, y ese factor parece que está creando un estado de ansiedad en la plantilla blanquiazul que va en aumento cada jornada. El enfrentamiento entre Arandina y Gimnastica Torrelavega fue otro encuentro en el cual la igualdad prevaleció en un gran duelo táctico, en donde las fisuras en defensa concedieron alguna que otra ocasión de gol para los dos equipos. La primera mitad careció de vistosidad imponiéndose el trabajo defensivo de las dos escuadras, aunque fue la Arandina la que más lo intentó. Vergara, tras robar la cartera a la defensa cántabra, a punto estuvo de sorprender a Iván Crespo con una vaselina que fue interceptada por el portero gimnástico. La Arandina lo intentaba pero era un querer y no poder. Por su parte la Gimnastica Torrelavega, muy bien plantada sobre el terreno de juego, conseguía imponer su ritmo en el partido frenando las acometidas blanquiazules. Con el marcador de cero a cero se iba a llegar al tiempo de descanso. La segunda mitad fue muy entretenida, viéndose un encuentro repleto de intensidad, pero también de emoción. La Arandina comenzó a achuchar a su rival gracias al trabajo de Gabri en el centro del campo y la velocidad de Vergara. Los blanquiazules por momentos encerraron a su rival en su propia área, pero al igual que en anteriores encuentros en casa, la pelota no quiso entrar en la portería contraria. Vergara, con un trallazo dentro del área que se sacó de encima Iván Crespo, tuvo en sus botas la mejor ocasión. Por momentos, la Arandina se creció asediando el área cántabra, pero sin llegar a rematar la faena y sobre todo fallando en el último pase. Fue entonces cuando la Gimnástica comenzó a hacer mucho daño a la Arandina a la contra. Los cántabros se quedaron muy cerca de adelantarse en el marcador a los 76 minutos en un mano a mano de Carlos Álvarez que fue atajado por Álex en una magnífica intervención del portero de la Arandina. El encuentro se abrió de tal manera que cualquiera de los dos equipos pudo marcar, pero iba a ser la Gimnástica Torrelavega la que a dos minutos para el final ejerciera sentencia con un gol de falta directa  de Aarón que silenciaron El Montecillo. La derrota deja en una situación muy delicada a la Arandina, que tras seis jornadas sin marcar en casa va camino de caer tarde o temprano a los puestos de descenso.

 

Etiquetas: , ,