Asebor sigue pidiendo la dimisión de Trillo al frente del Consejo Regulador

Con nombres y apellidos (vino, gastronomía y turismo) | | publicada el 15 abril, 2011 a las 10:26 pm

Informa: Diario del Duero

Razones de peso obligan al Sector Bodegas a perseverar en su solicitud de dimisión del presidente del Consejo Regulador.

Comunicado de Asebor: El pleno actual se constituyo en el año 2007 con doce vocales, de los cuales seis son componentes de cooperativas, uno es miembro de un sindicato agrario y cinco son bodegueros.  La constitución del mismo es injusta ya que el sector Bodegas, motor real de la Denominación de Origen Ribera del Duero, no está suficientemente representado con cinco vocales frente a siete.

Los seis vocales de cooperativas y el representante del sindicado agrario impusieron a D. José Trillo como presidente. A los Vocales por Bodega no les pareció una buena opción dada su condición de funcionario, lo que podía suponer, como finalmente se ha demostrado, una aplicación de modos y formas de gestión de la Administración Pública a un ente de iniciativa privada como es el Consejo Regulador. Lo anteriormente expuesto es sin lugar a dudas el origen de todo lo que a continuación ha ido ocurriendo.

D. José Trillo empezó a actuar al principio como presidente no  ejecutivo posteriormente se fue atribuyendo funciones de gerente y en sus actos hemos podido comprobar su fuerte carácter presidencialista de modo que:  Nos representa en eventos y lugares sin previa consulta y sin conocimiento del pleno en muchos casos de manera innecesaria suponiendo un incremento del gasto en el Consejo Regulador.

Plantea y defiende presupuestos que resultan de difícil aceptación y que suponen un sucesivo incremento de los gastos año a año y por primera vez en la historia del Consejo Regulador los “gastos de explotación” son superiores a los ingresos no habiendo estos disminuido.

Se llevan acabo actos promocionales de elevado coste que si bien son aprobados por el pleno nunca tienen la repercusión mediática que justifiquen su cuantía. No representa los intereses de la zona anteponiendo sus intereses personales por su tremendo afán de protagonismo. La Evidencia de todo lo anteriormente planteado fue el vergonzoso incidente acontecido en la pasada inauguración de nuestra sede: El presidente demostró una flagrante falta de respeto a toda la D.O. solo explicable por su condición de FUNCIONARIO pero bajo ningún concepto disculpable ni admisible.

Actuó con ocultismo hacia el pleno. Ocultó que la Junta de Castilla y León tuviera previsto llevarse a Su Majestad el Rey, invitado de toda la denominacion de origen, para compartir una comida en instalaciones y con personas que no son ni el edificio ni las personas que en la actualidad representan legítimamente a la Denominación de Origen Ribera del Duero privando a la misma el poder transmitir al Monarca así como a la autoridades (Ministra de Agricultura, Presidente de la Junta de Castilla y León, Consejera de Agricultura…) las inquietudes y valores de esta Denominación.

El resultado de todo ello fue un acto que no tuvo el calado y peso promocional que se pretendía para el buen nombre Ribera del Duero, ya que el Presidente antepuso otros objetivos de carácter político y de otras índoles que no coinciden en absoluto con los de la Denominación de Origen Ribera del Duero. El sector Bodegas y los cinco vocales que lo representan defienden con la petición de dimisión del Presidente la independencia del Consejo Regulador de cualquier órgano de ninguna Administración Pública. El Consejo Regulador surge de la iniciativa privada y se financia de la misma por lo que los vocales Bodegueros defienden que hoy más que nunca el Consejo debe funcionar con fuertes parámetros de rentabilidad que solo pueden tener su origen en una gestión austera y consciente.

El Consejo Regulador debe administrar el dinero de todos de forma rigurosa y tener como único fin la promoción del buen nombre Ribera del Duero. Solo queda decir que: D.José Trillo no se ha hecho merecedor de la confianza que en él se había depositado para la defensa del espíritu que debís imperar en el funcionamiento de nuestro consejo regulador, lo que hace que no cuente en la actualidad con la mayoría necesaria (Ocho vocales) para seguir ejerciendo sus funciones de presidente.

Etiquetas: , , , , ,