Desciende en un 18,28% la cantidad de uva recogida en la vendimia 2010

Con nombres y apellidos (vino, gastronomía y turismo) | | publicada el 27 diciembre, 2010 a las 1:07 pm
Imagen de previsualización de YouTube

Informa: Alba Saiz

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero ha emitido el informe final de vendimia 2010.

Una campaña que comenzó el día 20 de septiembre, cerrando sus puertas la última instalación el 3 de noviembre, registrándose casi 30.0000 operaciones de entrega de uva. La entrada de uva se ha producido de forma paulatina, habiendo tenido lugar la mayoría de operaciones de entrega de uva entre los días 6 y 24 de octubre, con un descenso entre el 9 y 11 de octubre, cuando se registraron lluvias.

Así, se han recogido un total de 71.269.688 kilos de uva, un 18,28% menos que en 2009, de los cuales algo menos de 70 millones pertenecen a la variedad de uva tinta y un millón trescientos mil a blanca.

Desde los Servicios Técnicos del Consejo se hace una valoración dentro de la que se han colmado las expectativas cualitativas, a pesar de ser una vendimia más corta que la del año precedente. Pese a las tardías brotaciones y las heladas invernales, la viña ha desarrollado un ciclo vertiginoso, favorecido por el buen estado hídrico del terreno y las altas temperaturas del estío.

En este documento se ha incluido una mención a la vendimia mecanizada que supere los once millones de kilos recogidos desde 61 bodegas elaboradoras, utilizándose para la recolección 30 máquinas vendimiadoras.

La irregularidad es la característica más destacada durante esta campaña en la que la temperatura más baja del invierno se registró el 10 de enero, con 12 grados bajo cero, habiendo heladas primaverales durante la primera quincena de mayo. Además, el 27 de junio se registró una tormenta con más de 60 mm recogidos en poco tiempo en zonas aledañas a Aranda y Roa.

TAMBIÉN ACENTÚA EL INFORME LA EXCEPCIONAL SANIDAD DEL CULTIVO

Los vinos de la cosecha 2010 se caracterizan por un grado alcohólico moderado, una fase visual en la que se aprecia abundante color adornado de ribetes violáceos muy azulados, una fase olfativa en la que sobresalen especialmente las frutas negras en perfecta maduración y una fase gustativa en la que destaca el perfecto equilibrio entre alcohol, acidez y tanino, además de una gran potencia modelada por grandes cantidades de tanino dulce de alta calidad.

En consecuencia, finaliza el informe, esta cosecha ha otorgado un inmejorable potencial para la consecución de magníficos vinos de guarda.

Etiquetas: , , , , , , ,