El sector bodeguero manifiesta su apoyo a los vocales de Asebor en el Consejo Regulador

Con nombres y apellidos (vino, gastronomía y turismo) | | publicada el 23 febrero, 2012 a las 7:34 pm

Informa: Diariodelduero

El sector bodeguero manifestó ayer su respaldo unánime a la actuación de sus vocales representantes en el Consejo Regulador de la DO Ribera del Duero, en el transcurso de una reunión que tuvo lugar en Peñafiel y a la cual fueron convocadas todas las bodegas de la denominación de origen. El objeto era informar sobre los motivos que provocaron la dimisión en bloque de los cinco representantes del sector elaborador en el Consejo Regulador y recabar la opinión de las bodegas. Los vocales dimisionarios explicaron que la causa última  de su dimisión fue la aprobación, sin su  consentimiento y sin existir votación, de unos presupuestos que consideran muy preocupantes en el contexto económico actual, porque presentan un incremento constante de los gastos corrientes. Manifestaron igualmente que ésta ha sido la gota que colma el vaso a unos años de gestión sin control, con gastos excesivos, que han disminuido considerablemente los remanentes con los que contaba este órgano regulador. Señalaron que el presupuesto para 2012 planteado por el presidente del Consejo, José Trillo, se acercaba a los 6,7 millones de euros, presentando un capítulo de gastos corrientes muy elevado, cuando se desconocen los ingresos que se pueden recaudar este año. A modo de referencia, los vocales del sector elaborador indicaron que en 2011 los ingresos fueron de 4,5 millones de euros, con una reducción de un millón de euros con respecto al año anterior y se obtienen principalmente de las tasas impuestas a viticultores y bodegueros, aportando estos últimos el mayor montante sobre todo a través del pago a la DO de las contraetiquetas que adquieren. El temor de los bodegueros es que los ingresos sigan disminuyendo, al estar muy complicadas las ventas de vino por la situación de crisis económica, y que el Consejo Regulador entre por primera vez en una situación de endeudamiento. También se criticó la gran inversión que se hizo en su día en la nueva sede, sin dejar opción a estudiar otras alternativas más económicas y funcionales, y cuyo diseño y ubicación está provocando un aumento de los gastos de mantenimiento. Los bodegueros asistentes se quejaron de tener un Consejo Regulador sobredimensionado y que pone cada vez más trabas administrativas a las empresas que lo mantienen. Manifestaron su desacuerdo con la política de gastos del Consejo Regulador y pusieron en tela de juicio el papel de José Trillo como presidente. Asimismo,  reivindicaron una representatividad más justaen este órgano, teniendo en cuenta su aportación económica al mismo, así como el nivel de comercialización y el porcentaje de viñedo que actualmente poseen. También se mostraron muy indignados por el hecho de que el Consejo Regulador haya seguido funcionando sin la representación del sector elaborador y con un presupuesto aprobado sin la mayoría necesaria. Los vocales dimitidos son miembros de la Asociación Empresarial de Bodegas de la Ribera del Duero (ASEBOR), pero recordaron que se presentaron a las elecciones en representación de todas las bodegas de la DO, asociadas o no.  Por ello se ofrecen a informar directamente a  aquellas que lo deseen, y les invitan a ponerse en contacto con la asociación.

Etiquetas: , , ,