La Asociación Enoduero rinde tributo al puro Premium

Con nombres y apellidos (vino, gastronomía y turismo) | | publicada el 8 abril, 2010 a las 1:12 pm
Imagen de previsualización de YouTube

Informa: Loreto Velázquez

Dentro de su ciclo de catas, la Asociación Enológica de Ribera del Duero emprendió ayer en el Hotel Convento Las Claras un viaje en el tiempo de la mano del experto José Andrés Colmena Garrido para conocer la historia de los cigarros puros desde que en 1492 Luis de Torres y Rodrigo de Jerez los descubrieron en el primer viaje de Colón.

Desde entonces, España se ha convertido, con 850 millones de puros, en el segundo país del mundo consumidor después de Estados Unidos donde se fuman 3.500 millones de puros al año. Pero todavía queda mucho camino por recorrer y sobre todo mucho que aprender. “No hay cultura del puro divulgada, existe confusionismo, errores de concepto y afirmaciones carentes de rigor técnico o histórico”, sostiene Colmena Garrido.

Sin embargo, los expertos auguran un fuerte desarrollo inmediato entrando a formar parte de la oferta de servicios en los mejores establecimientos. Y es que, hasta hace bien poco el acceso a estos productos se limitaba a puntos de venta muy específicos. “Por el momento en restaurantes, bares, hoteles disponen de una oferta muy desigual”, advierte.

Y si saber comprar un puro es importante, no lo es menos su conservación. “Deben estar guardados al 65%- 75% de humedad relativa del aire, de forma constante, sin ruidos ni entrando en contacto con productos o sustancias, aun estando envasados. Es conveniente cambiar el ambiente interno, oreando periódicamente el humidificador”, explicó mientras recordó que el añejamiento es el reposo dentro del humidificador que en condiciones ideales de temperatura y humedad mejora las propiedades, volviendo más oscuras y sedosas las capas, asentando el sabor, atenuando el aroma y manteniendo el tiro y la combustibilidad.

“El ciclo de añejamiento recomendado es de hasta 15 años. Se puede prolongar pero a riesgo de deterioro”, apunta. Para recuperar los puros secos, recomienda suprimir todas las barreras como la caja, celofanes o tubo e introducirlo en el humidificador en las condiciones recomendadas. “Nunca se consigue una recuperación del cien por cien”.

El experto hizo además otras puntualizaciones importantes como que es aconsejable cortar el puro guardando una distancia de 5 milímetros y lo más paralelo posible para mantener el tiro y que nunca se debe guardar en la nevera como tampoco se debe encender con velas o cerillas de cera.

Por último y antes de catar un puro premium, los cincuenta asistentes pudieron visitar a través de un video la fábrica Cohiba de La Habana, el único lugar en el mundo donde la fabricación es completamente manual. 537 pasos a mano que hacen de estos puros un producto único.

Etiquetas: , , , , , , ,