Medio Rural presenta el anteproyecto de Ley de la calidad agroalimentaria

Con nombres y apellidos (vino, gastronomía y turismo) | | publicada el 8 septiembre, 2010 a las 5:00 pm

Informa: Diariodelduero.com

La norma, pendiente de su incorporación al trámite parlamentario, ha creado polémica en el sector vitivinícola al proponer la eliminación de la legislación referente a la regulación de tiempos mínimos e indicaciones de crianza de los vinos.

El anteproyecto de Ley de la calidad alimentaria que la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino presentó hace unos días al Consejo de Ministros ha levantado ampollas en algunas regiones vitivinícolas.

El objetivo de esta norma que, junto con la Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición, constituyen la base del derecho alimentario de nuestro país, es, según el propio MARM, establecer el marco jurídico del sistema agroalimentario español en lo relativo a la calidad agroalimentaria, tanto comercial como diferenciada, y al fomento de instrumentos de vertebración del sector.

De este modo, el Ministerio pretende mejorar la vertebración y el funcionamiento de la cadena alimentaria, a través de la promoción de un Código de buenas prácticas comerciales y mediante la actualización de las normas relativas a organizaciones interprofesionales agrarias y contratos-tipo agroalimentarios.

Asimismo, pretende regular la titularidad uso y gestión, así como la protección de las figuras de la calidad diferenciada vinculadas a un origen cuyo ámbito territorial se extiende a más de una Comunidad Autónoma, con independencia del tipo de producto amparado, actualizando, del mismo modo, el modelo jurídico para su gestión y control.

Hasta aquí, nada que objetar. Sin embargo, algunas regiones vitivinícolas critican la “letra pequeña” del anteproyecto de Ley. Así pues, de entrar en vigor, la norma eliminaría parte de la legislación básica incluida en la Ley de la Viña y el Vino de 2003. Entre los afectados estaría el artículo 3, que quedaría derogado.

Este artículo regula las condiciones para el derecho al uso de las menciones crianza, reserva y gran reserva, estableciendo unos tiempos mínimos, de obligado cumplimiento para todas las comunidades autónomas, para poder utilizar dichas nomenclaturas. Con la derogación del artículo 3 cada comunidad o denominación de origen podría establecer sus propios tiempos mínimos, con la consecuente desorganización y desigualdades entre unas y otras regiones productoras, lo que contribuiría a incrementar la confusión en el consumidor.

Además, el anteproyecto deroga también el título II de la Ley del Vino, que regula el sistema de protección de origen y calidad de los vinos y que establece las condiciones que se han de cumplir para acogerse a las diversas nomenclaturas existentes (vinos de la tierra, denominación de origen calificada, etc.).

Etiquetas: , , , , , ,