Semana Santa de vino y pasión en la ruta del vino Ribera del Duero

Con nombres y apellidos (vino, gastronomía y turismo) | | publicada el 11 abril, 2011 a las 2:10 pm
Imagen de previsualización de YouTube

Informa: Diariodelduero.com

Los pueblos de la Ruta del Vino Ribera del Duero reciben la Semana Santa siendo fieles a sus tradiciones religiosas y la ‘Pasión Barroca’ toma sus calles. Un buen momento, sin duda, para disfrutar de una Ruta que recorre el centro geográfico de Castilla y León.

Una de las mejores épocas para acercarse a la Ruta del Vino Ribera del Duero es cuando se celebran sus festividades, romerías y festivales. Y la Semana Santa es uno de sus momentos álgidos. Quizás la Fiesta más conocida sea la Bajada del Ángel, una escena conmovedora y emocionante que tiene lugar el Domingo de Resurrección en la localidad burgalesa de Aranda de Duero y que contiene reminiscencias de los Autos Sacramentales del Siglo de Oro. Un niño desciende por la portada del templo gótico de Santa María, una obra que ordenaron construir en el siglo XVI los Reyes Católicos.

Solemne y austera, como marca la tradición castellana, es la Semana Santa de Roa. En este caso, mención especial merecen las procesiones del Jueves y Viernes Santo, que tienen como peculiaridad el emotivo cantar de ‘Los Sayones’. El relato cantado de la pasión y muerte de Jesús, donde participa todo el pueblo y los visitantes que lo deseen. Así, se va interpretando por las calles un cantar cuyo origen se sitúa en el siglo XVI y cuyos versos se atribuyen a Lope de Vega.

En San Esteban de Gormaz, la Semana Santa se inicia el Domingo de Ramos con la procesión y bendición de ramos, y con la imagen de la Borriquilla como protagonista. Ya el Miércoles Santo, tiene lugar el pintoresco Via Crucis de los Quintos. El Jueves Santo se celebra la procesión de la Santa Cena, lavatorio de los pies y la adoración nocturna. El Viernes Santo le toca el turno a la sobrecogedora procesión del Santo Entierro y, el Domingo de Resurrección, para terminar, la procesión del Santo Encuentro.

Otras localidades de la Ruta del Vino Ribera del Duero combinan durante la Semana Santa el arte religioso con ciertas costumbres populares. Tal es el caso de Sotillo de la Ribera, donde los soldados romanos visten de oro y sangre en sus ropajes, mientras los Nazarenos entonan estrofas y cánticos.

Los vinos de la D.O. Ribera del Duero son el complemento perfecto para descubrir un amplio patrimonio arquitectónico que tiene en el monasterio de Santa María de Valbuena y La Vid, el templo de San Miguel y la Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción, el castillo de Peñafiel, la fortificación de Haza y el Palacio de Avellaneda, algunos de sus máximo exponentes. Junto a las bodegas subterráneas, los museos del vino y muchos otros enclaves rebosantes de historia y misterio que merece la pena descubrir poco a poco, sin prisa, como los buenos vinos.

Etiquetas: , , ,