Los Ribera inspiran a Foster

Con nombres y apellidos (vino, gastronomía y turismo), Ribera | | publicada el 28 octubre, 2010 a las 6:35 pm

Imagen de previsualización de YouTube

Fotografía: Alba Saiz

Informa: Alba Saiz

La Denominación de Origen Ribera del Duero, a la cabeza de las presentes en Castilla y León, y segunda de nuestro país, veía inaugurada hoy las nuevas instalaciones de Bodegas Portia, enclavadas en la localidad burgalesa de Gumiel de Izán.

Una creación diseñada por el arquitecto británico Norman Foster, su primera bodega, y única, de momento, que ha nacido con el vino como punto de partida y su proceso de elaboración como camino que ha desembocado en un conjunto de gran belleza estética integrado con su entorno.

Foster ha bosquejado una estructura con tres alas, en cada una de las cuales se emplaza un momento en el transcurso de la confección del vino, que coinciden en el corazón del edificio donde se halla el sistema de control de los caldos. El ala más externa contempla el proceso de fermentación, mientras que las otras dos, parcialmente soterradas, atesoran la crianza en barrica y la maduración en botella. El punto de entrada de la materia prima, la uva, se ubica en la cúspide de la bodega, lo que desliga al edificio de un proceso lineal y tiende a hacia conceptos verticales. Un proyecto que ha costado 25 millones de euros, embarcado por el grupo Faustino, cuyo fundador, Julio Faustino, no faltaba a su inauguración dando las gracias a todos los que lo han hecho posible.

Su nieto, José Miguel Zabala, vicepresidente del Grupo Bodeguero, definía la obra arquitectónica que ha creado el estudio Foster+Partners para Bodegas Portia como una “enormidad”, sin olvidar su carácter familiar, el orgullo por la tradición, con una clara apuesta por la innovación, la vocación exportadora y el respeto por la naturaleza y el medio ambiente.

La sala de barricas ha sido comedor por un día // Fotografía: Alba Saiz

Hormigón, acero y cristal son los materiales con los que se ha integrado el edificio revestido de azulejos de acero Corten, que envejecen con el paso del tiempo, manteniendo así la armonía de Bodegas Portia con el espectacular paisaje. Una de las características de una bodega que para el Presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, es la culminación de un gran proyecto del Grupo Faustino, desde donde se ha apostado por nuestra Comunidad, para la que el sector vitivinícolas es uno de los más consolidados, bajo las señas de calidad y modernidad. Un deseo y un agradecimiento que dejaba patente en su rúbrica que dibujaba en el libro de visitas la bodega privada.

La vanguardia de Bodegas Portia avivada por el creador Norman Foster está patente no sólo en el edificio, sino también en los elementos que alberga, como las piezas únicas que conforman los botelleros de madera de roble, los muebles de la bodega o el diseño de la etiqueta de sus caldos. El Abad de Santo Domingo de Silos, Don Clemente Serna proveía su bendición a este nuevo espacio arquitectónico en la Ribera del Duero.

GALERÍA FOTOGRÁFICA:

Visitando las instalaciones de Portia // Fotografía: Alba Saiz

Herrera y Faustino // Fotografía: Alba Saiz

Pablo María Cabrerizo, alcalde de Gumiel de Izán, firma en el libro de visitas // Fotografía: Alba Saiz

Recorriendo la sala de depósitos // Fotografía: Alba Saiz

Exterior de Bodegas Portia // Fotografía: Alba Saiz

El arquitecto Lord Norman Foster // Fotografía: Alba Saiz

Silvia Clemente, Consejera de Medio Ambiente, deja su dedicatoria en el libro de visitas // Fotografía: Alba Saiz

El presidente de la Diputación, Vicente Orden, también escribe en el libro de visitas // Fotografía: Alba Saiz

Etiquetas: , , , , , , ,