Los viticultores demandan que se fijen precios a la uva antes de su entrega

Con nombres y apellidos (vino, gastronomía y turismo), Ribera | | publicada el 14 enero, 2011 a las 1:53 pm
Imagen de previsualización de YouTube

Informa: Alba Saiz

El presidente de la Asociación de Viticultores de la Ribera del Duero, José Antonio Campo, espera que, teniendo en cuenta la calidad de la uva recogida en la vendimia 2010, se alcancen unos vinos de “calidad insuperable”.

Una visión que coincide con el informe final del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero que revelaba que se han recogido más de 71 millones de kilos de uva.

Los vinos de la pasada cosecha 2010 se caracterizan, según el documento, por un grado alcohólico moderado, una fase visual en la que se aprecia abundante color, adornado de ribetes violáceos muy azulados, una fase olfativa en la que sobresalen especialmente las frutas negras en perfecta maduración, y una fase gustativa en la que destaca el perfecto equilibrio entre alcohol, acidez y tanino, además de una gran potencia modelada por grandes cantidades de tanino dulce de alta calidad.

Frente a esta visión optimista, Campo no lo es tanto con el sistema de precios al que se pagan las uvas, puesto que se fijan una vez entregado el producto, y no antes. El presidente de los viticultores aboga porque se fije de antemano, se pongan unos mínimos y se paguen bonificaciones por encima de ciertas graduaciones de la uva. Asimismo, entiende que el Consejo Regulador debería interferir en unas relaciones que se basan en la fidelidad entre ambas partes, pero que dejan oscilar los precios de manera irregular.

Las lluvias caídas en la Ribera del Duero durante este invierno se tornan para Campo como positivas para las viñas, a la espera de su brotación, uno de los momentos cumbre en su desarrollo que condicionará la cantidad y calidad de la cosecha 2011.

Etiquetas: , , , , , , , ,