Nueva ordenanza fiscal del Consorcio Provincial de Residuos

Ribera | | publicada el 27 octubre, 2010 a las 1:56 pm

Informa: Diariodelduero.com

La Asamblea General del Consorcio aprobó la nueva Ordenanza Fiscal por el tratamiento de los Residuos con los votos favorables del 82% de sus miembros. El Ayuntamiento de Burgos (42%), la Diputación Provincial (20%) y la fracción compuesta por la representantes de las mancomunidades y pueblos no mancomunadas (20%) aprobaron la tasa, votando en contra Miranda de Ebro (10%) y Aranda de Duero (8%).

De igual manera el citado órgano de gobierno aprobó los presupuestos para el año-11 que suponen unos gastos de 7.450.000 €, y en los que nuevamente la Diputación Provincial deberá aportar cerca 1,3 millones de euros para equilibrar el presupuesto al no cubrir la reciente tasa aprobada los costes del servicio (es deficitaria en un 33%).

La nueva Ordenanza Fiscal asocia directamente el valor de la tasa al valor catastral de construcción del inmueble. Ello significa que sólo para el caso de naves y almacenes desaparecerán más de 16.000 recibos. Sólo pagarán aquellas naves e inmuebles cuyo valor catastral supere los 20.000 €.

Así, con esta nueva Ordenanza, el Consorcio Provincial de Residuos da por conseguido el OBJETIVO CENSAL marcado hace tres años con una nueva depuración en su reciente Ordenanza Fiscal aprobada.

Tras las deliberaciones de la pasada Asamblea General, celebrada el 26 de octubre, se mantienen los actuales 8 usos: Residencial, Comercial, Oficinas, Ocio-hostelería, almacén, religioso-cultural-singular-deportivo, industrial-1, industrial-2. Sin embargo, a todos ellos se les asignan una tasa diferente en función del tramo catastral al que pertenece el inmueble.

Por ejemplo, para el uso residencial (viviendas) y que supone el 93% de los recibos se establecen 5 tramos distintos en función de los valores catastrales de construcción. La tasa anual a satisfacer será la recogida en la siguiente tabla:

Valores catastrales de construcción Porcentaje de viviendas Tasa anual 2.011 Tasa años anteriores
Tramo-1:  3.000-5.000 € 7% 21,00 €/año 31,50 €/año
Tramo-2:  5.000-30.000 € 72% 34,50 €/año 31,50 €/año
Tramo-3:  30.001-50.000 € 15% 39,21 €/año 31,50 €/año
Tramo-4:  50.001-70.000 € 4% 46,00 €/año 31,50 €/año
Tramo-5: > 70.000 € 2% 50,00 €/año 31,50 €/año

Desde el Consorcio insisten en que subir 3 € anuales al 72% de las casa de la provincia no es una subida abusiva, sino más que razonable. Más bien al contrario, con el cambio del modelo tarifario se busca que este tributo atienda a un doble criterio: “quien contamina paga” y “paga el que más tiene”. Parece razonable que aquel que disfruta de un inmueble con un elevado valor catastral disfruta de una situación económicamente más desahogada que aquel que posee un inmueble de bajo valor catastral.

“Además de haber una relación más que directa en la generación de residuos con el nivel adquisitivo de una persona, los residuos se generan principalmente en las casas, de ahí que el 93% de los recibos se giren a las casas. Y cuando decimos desde las casas, es con independencia de que éstas estén o no ocupadas todo el año. No olvidemos que las rutas de recogida de residuos, y la capacidad de las instalaciones de tratamiento que van a albergar esos residuos se diseñan en función del número de viviendas y del número de habitantes, con independencia de que ese año el dueño de la casa vaya a estar en el pueblo o no. Pensemos en una casa deshabitada con suministro eléctrico o telefónico, más allá de si está habitada o no, esa casa paga luz y teléfono. Y qué no decir del IBI. Pues bien en el caso de los residuos esto es igual. Además intentamos hacerlo de la manera más justa y retributiva posible” Comentan desde el Consorcio.

No obstante el cambio de modelo tarifario presente en esta Ordenanza Fiscal es bien diferente al de años anteriores y va a afectar muy especialmente a las naves y almacenes. En los datos que facilita el catastro aparece uso almacén y uso industrial. El problema radica en que al elaborar el padrón del catastro se usan estos dos usos (almacén e industrial) para definir todo aquello que por eliminación ni es residencia ni oficina, ni comercio, ni hospitales, ni se corresponde con actividad hostelera,  religiosa, deportiva, cultural, espectáculos, singular, etc. De esta manera en uso almacén y uso industrial sin actividad económica estaría un grupo heterogéneo de unidades fiscales compuesto por tenadas, alpendres, bodegas, merenderos, corrales, pajares, etc. Desde el Consorcio siempre hemos tenido una duda más que razonable: ¿generan residuos o son susceptibles de generar residuos estos inmuebles, y en consecuencia conforme a la Directiva Comunitaria de residuos deben pagar bajo el principio de “quién contamina paga”?.

La respuesta a primeras es que sí, sin embargo deteniéndonos más y estudiando la realidad rural de la provincia nos podríamos plantear esta otra pregunta ¿qué es más justo que un propietario por tener 8 propiedades de bajo valor catastral haya podido pagar este año hasta 252 € (31,5 € por cada una), o qué lo haga sólo por aquellas propiedades que además de ser generadoras de residuos tienen un valor catastral importante?.

Con la nueva Ordenanza se pretende perfeccionar la existente que permitía el hecho de que un particular con una vivienda de valor catastral construido de 90.000 euros pagase 31,5 euros, es decir, cuatro veces menos que un ciudadano de un pueblo con cuatro propiedades: una casa de 30.000 euros de valor catastral, un almacén de 4.000 €, una tenada de 3.500 € y una lonja de 6.000 € (126 euros). El vecino en cuestión paga cuatro veces más que aquel que tiene una sola casa cuyo valor catastral, además, es el doble que el que tiene la suma de todas sus propiedades. Así no se hace provincia comenta Víctor Escribano y esta tasa precisamente por ser nueva precisa de adaptarse a la realidad rural: Hemos mantenido reuniones con representantes de COAG, ASAJA, UCCL y UPA y les hemos transmitido este cambio en el modelo tarifario asociándolo a los tramos catastrales y eximiendo a las naves y almacenes de valor catastral inferior a los 20.000 euros, antes de someterlo a juicio del Consejo de Administración, y les ha parecido razonable con independencia de que a ninguno nos gusta pagar ningún tributo.

Consecuencia de todo lo anterior es que en la nueva Ordenanza Fiscal a aquellas unidades fiscales que aparezcan como uso almacén y uso industrial sin actividad económica sólo se les girará recibo si superan los 20.000 € de valor catastral de construcción y además pagarán 32,50 €/año. Esto significa que desaparecerán más de 16.000 recibos con relación al año pasado.

Por lo que respecta a las viviendas al 72% del parque de viviendas de la provincia la subida significará pagar 3 euros más y al 7% de las viviendas se les girarán 21 €/año. El grueso de la subida, con el nuevo modelo tarifario aprobado lo soportará el 6% del parque de viviendas de la provincia que pagaran entre 46 y 50 euros anuales, frente a los 31,5 euros de este año.

De igual modo las oficinas, comercios, bares y restaurantes cuyos valores catastrales de construcción sean superiores a los 20.000 € también soportarán el grueso de la subida, no así el pequeño comerciante o autónomo que tenga bares o comercios de inferior valor catastral.

Las iglesias de los pueblos, así como los edificios culturales, deportivos y singulares, en su mayor parte propiedad de las Juntas Vecinales o Ayuntamientos, también serán los grandes beneficiados con este cambio del modelo tarifario, mediante el cuál pasarán a apagar sólo los de valor catastral superior a los 20.000 euros y pagarán una tasa de 30 €/año frente a los 31,5 €/año de este año. Se eliminan con esta nueva Ordenanza Fiscal más de 1.500 recibos.

Además, respecto a las viviendas que como ya hemos indicado suponen el 93% del total de  los recibos emitidos, el grueso de la subida va a afectar prácticamente a un tramo muy reducido. Y esto va a ser así tanto en las ciudades grandes como en los pueblos. Veamos el caso de Aranda de Duero, Miranda de Ebro y Roa.

Valores catastrales de construcción ARANDA de DUERO Porcentaje de viviendas Tasa anual 2.011
Tramo-1:  3.000-5.000 € 1,5% 21,00 €/año
Tramo-2:  5.000-30.000 € 69,5% 34,50 €/año
Tramo-3:  30.001-50.000 € 24% 39,21 €/año
Tramo-4:  50.001-70.000 € 3% 46,00 €/año
Tramo-5: > 70.000 € 2% 50,00 €/año
Valores catastrales de construcción MIRANDA de EBRO Porcentaje de viviendas Tasa anual 2.011
Tramo-1:  3.000-5.000 € 5% 21,00 €/año
Tramo-2:  5.000-30.000 € 72% 34,50 €/año
Tramo-3:  30.001-50.000 € 19,5% 39,21 €/año
Tramo-4:  50.001-70.000 € 2,5% 46,00 €/año
Tramo-5: > 70.000 € 1% 50,00 €/añ
Valores catastrales de construcción ROA de DUERO Porcentaje de viviendas Tasa anual 2.011
Tramo-1:  3.000-5.000 € 9% 21,00 €/año
Tramo-2:  5.000-30.000 € 70% 34,50 €/año
Tramo-3:  30.001-50.000 € 11% 39,21 €/año
Tramo-4:  50.001-70.000 € 3,5% 46,00 €/año
Tramo-5: > 70.000 € 6,5% 50,00 €/año

Es pues un tributo que trata de ser equilibrado por doble partida: Aplicar el principio de “quién contamina paga” y atribuirlo un carácter impositivo de naturaleza progresiva “que pague el que más tiene”.

¿QUÉ HA PASADO ESTE AÑO?

Este año, por error, se han girado a más de 11.000 unidades fiscales con un valor catastral de construcción inferior a 3.000 €, debido a que presentaban una antigüedad de construcción, según catastro, superior a 1.950, pese a haber sido construidas hace más de cien años. Desde el Consorcio sólo podemos pedir disculpas a los usuarios y anunciarles que se está procediendo a su devolución a todas aquellas unidades fiscales de uso almacén y uso industrial-1 cuyo valor catastral de construcción sea inferior a los 3.000 €, con independencia del año de construcción y con independencia de que lo hayan o no reclamado en las oficinas de los servicios de recaudación.

¿EN QUÉ SE GASTA EL DINERO EL CONSORCIO?

Es una lucha continua desde el Consorcio el intentar explicar a los usuarios los servicios que en la actualidad presta el Consorcio, por cuánto muchas veces sólo parecen conocer que el servicio que se presta es la recogida selectiva de papel-cartón y de envases. Esto último sólo supone 14 € de cada 100 € que se gasta el Consorcio.

Así de cada 100 euros. El grueso del gasto es la explotación de las plantas de compostaje de Aranda y Abajas que suponen 31 de cada 100 euros y la explotación de las plantas de transferencia y de los puntos limpios que suponen 28 euros de cada 100. La recogida selectiva representa 14 de cada 100 euros gastados y el vertido en el vertedero de Abajas (propiedad del Aytmo de Burgos) 18 euros de cada 100 euros.

Finalmente, 1 euro corresponde a limpiezas de choque especiales, a recogida de aceites minerales, envases contaminados, trapos, etc. 2 euros a personal de administración, 4 a inversiones y otros conceptos de menor cuantía y 2 al mantenimiento posclausura del vertedero de Aranda y el previsible de Miranda de Ebro.

Etiquetas: , , , , , , ,